fbpx

Un grupo de ciudadanos preocupados por la situación que afronta el país, se reunió en Guayaquil en días pasados. La iniciativa fue apoyada por la “Mesa de Convergencia”, instancia que agrupa a varios colectivos de la sociedad civil, el Grupo Esquel, ONG que ha trabajado por muchos años en el fortalecimiento de la democracia, y la Comisión Anticorrupción. Los temas motivadores son: el deterioro ético en el manejo de los bienes públicos, el debilitamiento de la institucionalidad democrática, el estancamiento en el desarrollo socioeconómico, el irrespeto a los derechos humanos, entre otros.

A partir de analizar estos puntos, los asistentes decidieron llevar adelante, como ineludible obligación, la tarea de combatir la corrupción y la impunidad, oponerse al abuso del poder público en beneficio personal por parte de los funcionarios del Estado, denunciar y perseguir los casos de soborno, extorsión, fraude, nepotismo, tráfico de influencias, lavado de activos, cohecho, evasión tributaria, etc. Para este núcleo, que se amplió de manera significativa en apenas una semana, el objetivo impuesto como compromiso irrenunciable pasa por la defensa rigurosa y frontal de la independencia de los organismos de control, de la autonomía de las diversas funciones del Estado, de la necesidad de establecer procesos y procedimientos orientados a fortalecer los mecanismos e instrumentos de prevención, garantizar que las organizaciones sociales ejerzan el pleno derecho de denunciar los atentados en contra de la vida y la riqueza de todos los ecuatorianos, apoyar la tarea que viene ejecutando el periodismo de investigación.

Se trata de una dinámica que requiere de un múltiple apoyo para que pueda llevarse a cabo. De ahí que los responsables en cada una de las tareas trabajan a fin de que el día martes 8 de agosto tenga lugar la asamblea popular “Juntos contra la corrupción y la impunidad”, en la plaza Rodolfo Baquerizo Moreno, a las 5 de la tarde.

Esta iniciativa patriótica merece el apoyo de todos.

Fuente: expreso.ec